TRATAMIENTOS DEL DOLOR

El dolor crónico es uno de los determinantes para disminuir nuestra calidad de vida, es por esta razón que en nuestro centro le damos especial importancia a resolver las patologías que generan dolor crónico y continuo. Por ejemplo: artritis, artrosis,fibromialgias.tendinitis,epicondilitis, lumbociatalgias, hernias de disco, contracturas musculares, distensiones , desgarros, lesiones articulares, etc.

Utilizamos para ello distintos tipos de tratamientos de la medicina biológica como:


OZONOTERAPIA
es una terapia medica netamente natural que utiliza el gas ozono (03) formado por tres moléculas de oxigeno, que tiene un efecto terapéutico muy amplio y eficaz, sin efectos adversos o contraindicaciones. Las funciones mas utilizadas del ozono medico son como antiseptico,desinfectante,bactericida, viricida, fungicida, estimulante analgésico, activador de la curación de heridas, estimulante de la oxigenación y activador de la circulación y del sistema inmunológico corporal.

TERAPIA NEURAL
Forma parte de las terapias biológicas que buscan activar los mecanismos autorreguladores del organismo. Significa tratamiento mediante la estimulación del sistema nervioso vegetativo. La interacción mente, sistema nervioso y sistema inmunológico constituye el eje de nuestra capacidad de adaptación, y el sistema nervioso es entendido como un integrador de los diferentes órganos y tejidos de nuestro cuerpo formando así una gran red de información, esto hace que cualquier irritación que altere las funciones de una parte del sistema va a alterar a la totalidad. La terapia neural busca neutralizar estas irritaciones que al afectar al sistema nervioso vegetativo desencadenan la enfermedad o el dolor, logrando no solo la mejoría del síntoma dolor sino logrando la auto- reparación de la lesión.

PROLOTERAPIA
Es una técnica que estimula el crecimiento de tejido conectivo sano (prolo: proliferación), es una técnica capaz de mejorar la calidad de los tejidos provocando un aumento del espesor de aquellos tejidos que dependen del colágeno como por ejemplo: cartílagos, tendones, fascias y ligamentos. Se utilizan inyecciones especificas con distintas sustancias: soluciones irritantes, factores de crecimiento de plaquetas, células madres o células mesenquimales, según cada caso.